domingo, 23 de diciembre de 2012

Vaya dos cáspicas

Antonio Gutiérrez, el autor del blog gaviotas y anillas, ha tenido la amabilidad de enviarme estas fotos de sendas gaviotas cáspicas Larus cachinnans, fotografiadas el pasado 13 de diciembre en Pantín, A Coruña.

Se lo agradezco especialmente, porque se trata de dos cáspicas de las más bonitas que han aparecido últimamente en Iberia:

Ejemplar nº1


Es esta una cachinnans que, a excepción de las escapulares, resulta perfecta para lo esperable de este taxón. 


Las escapulares ancoriformes no son nada atípicas para Larus cachinnans. En Bulgaria, un buen número de aves de primer invierno muestra este patrón tan marcado, similar a las michahellis que todos estamos acostumbrados a ver. 

Sin embargo, el resto de rasgos son inequívocos:
  • pico extremadamente rectílineo y largo
  • pecho abultado
  • cabeza pequeá en relación al cuerpo
  • "bufanda" de plumas moteadas en torno a la nuca
  • tarsos muy largos
  • grandes coberteras de un tono achocolatado uniforme, formando una banda oscura flanqueada por los márgenes claros de grandes y medianas coberteras.
  • terciarias oscuras con márgenes blanquecinos acusando desgaste.



 Abajo, la vemos junto a un 1cy de Larus marinus. La diferencia de tamaño es notable.



Ejemplar nº2


Otro ejemplar de los bonitos, pero diferente al anterior. En esta se aprecia mejor el contraste entre el ojo oscuro y la cabeza blanquísima.


Fijaos ahora en las escapulares: las manchas negras o marrones escasean en un contexto esencialmente gris. Este patrón es el esperable para una cachinnans "típica", en detrimento del ejemplar nº1. 

Sin embargo, como el mundo de las gaviotas es así de curioso, la estructura de esta gaviota es mucho menos indicativa de cachinnans, si bien nada lo descarta. Las grandes coberteras son aún más típicas para cachi, con esos amplios bordes blancos y el delicado "punteado" de las plumas en sus márgenes laterales. Asimismo, las terciarias y la bufanda de plumas moteadas en la nuca son perfectas para la especie.


No hay comentarios: