lunes, 3 de enero de 2011

La cáspica oscura de Alcázar de San Juan

Llevaba todo el año esperando esto: la maravillosa sensación de observar una gaviota que parece una cáspica, y ver cómo los minutos vuelan mientras la observas hasta que, finalmente, acabas sabiendo que es una cáspica

Indescriptible sensación y liberación de adrenalina. Por gaviotas como ésta es por lo que viajo a la costa del mar Negro una vez al año, me congelo y camino entre la nieve kilómetros de playa...pero da igual, cosas así lo compensan.

 Menos rollos y vayamos a la gaviota en cuestión:


Es un ave que no llama especialmente la atención en un bando con muchas sombrías de 1º inv. Hay que fijarse un poco para que, enseguida, salten a la vista ciertos rasgos que no son de sombría ni de patiamarilla: hablamos de esa estructura tan delicada, con una frente escurrida, pico largo y delgadito con base más clara y un neto contraste entre cabeza/cuello y escapulares/coberteras, por ejemplo.


Arriba la vemos a la derecha, para compararla con una sombría, también de 1º inv. Este tipo de cáspicas tan oscuras pueden pasar perfectamente por sombrías extrañas. Fijaos en las escapulares, son parecidas, pero un examen detallado nos muestra una combinación de patrones que es bastante rara en otras especies:


- El patrón 1 (en amarillo) es típico de cáspicas en cuanto a la forma: bordes redondos con medialuna estrecha y delgada línea longitudinal en el centro. En cáspicas de libro el color de fondo suele ser más clarito, de un color plata muy bonito que las hace resaltar fácilmente entre otras gaviotas.

Aquí vemos a una cáspica búlgara con un patrón típico de escapulares. Éstas son variables en cachinnans, pero suele predominar el tono plateado tan llamativo, y esas estrechas marchas longitudinales en el centro de la pluma.

Este partón de escapulares debería hacernos pensar inmediatamente en una cáspica.

- El patrón 2 (en azul) es más típico de otras especies (sombría, algunas patis, etc.) y descoloca bastante.


Del mismo modo, la parte inferior del ala no es especialmente clarita, otro rasgo que no apunta precisamente a cáspica. Sin embargo, las plumas axilares no son lo suficientemente oscuras para pati o sombría. Tienen un vermiculado muy elegante, en gran parte blanquecino. Con el resto de infracoberteras alares, pasa lo mismo: dentro del rango oscuro de cáspica. 


A pesar de ser una cáspica oscura, ¡el jizz es inconfundible! Fijaos, en las fotos de arriba y abajo,la forma de la cabeza y el pico, y el color marrón chocolate pálido de las coberteras del ala.




Con las alas desplegadas, se observa un efecto venetian blind (hemibandera interna de las primarias internas más blanca que la externa), si bien es poco aparente, habitual en las cáspicas oscuras. Un ave en la posición de la foto de arriba, pasaría desapercibida entre las sombrías, al menos a mi.



Fotos que detallan la conformación de las rectrices. Ancha banda distal oscura, con bordes netamente marcados y pequeñas manchas paralelas, excepto en las 4 rectrices externas.  




Para no hacer muy largo este post, mañana colgaré fotos de gaviotas oscuras en Bulgaria, acompañadas  de algunas otras más típicas.

2 comentarios:

José Ramón dijo...

Impresionante, sigue así y estaré toda la vida leyendo este blog. Enhorabuena por la observación y el post , un abrazo.

José Ramón

Gabi vuelvepiedras dijo...

Muchísimas gracias por tu apoyo, Jose Ramon!!


Un abrazooooo

G