domingo, 2 de marzo de 2008

Primeros inviernos de Larus michahellis

Llevo tiempo tratando de aprender a diferenciar en el campo los primeros inviernos de Larus fuscus/michahellis. Aunque a priori la mayoría de las patiamarillas que caen dentro del rango típico son diferenciables de las sombrías, esto no siempre es tan claro cuando se trata de individuos atípicos o “borderliners”. El problema se presenta sobre todo durante el final del otoño-comienzo del invierno (septiembre-diciembre).

La mejor época para distinguir (y disfrutar) de primeros inviernos -2cy- de michahellis en el interior es ahora, entre febrero y abril, cuando la muda postjuvenil ha producido un efecto “lavado”, y las plumas del cuerpo han sido mudadas casi en su totalidad.
Esto las diferencia de la mayoría de las sombrías de la misma edad, que aún no han mudado las coberteras ni las terciarias (si acaso, sólo alguna aislada). Como dichas coberteras son retenidas en fuscus, las plumas se encuentran muy quemadas, dando al ave un aspecto blanquecino sucio en esa zona, que sirve de buena pista a la hora de diferenciarla de una patiamarilla.

Lo mejor es aportar fotos que permitan comparar lo que se puede observar ahí fuera. Fotos que se convierten en herramienta imprescindible para analizar posteriormente lo que uno detecta en el campo

Primer invierno de Larus michahellis, Ciudad Real, febrero (macho?). Probablemente un ave mediterránea, con una muda postjuvenil muy avanzada que afecta típicamente a escapulares, terciarias y coberteras. Una buena parte de las plumas del ala son ya de segunda generación, mientras que la mayoría de las sombrías de la misma edad aún no han comenzado a mudar ni las terciarias ni las coberteras. El aspecto blanquecino general, el bonito ajedrezado "limpio" de escapulares, terciarias y plumas del ala, así como la poderosa cabeza con ojeras y el fuerte pico, apuntan a michahellis.

El ave anterior, junto a un primer invierno de sombría. A destacar el tono bicolor del pico en la patiamarilla, totalmente oscuro en la sombría. La sombría tiene un barrado en partes inferiores más potente, terciarias de primera generación (muy oscuras, con la punta desgastada), escapulares "planas" y coberteras alares muy oscuras, sin mudar.
Larus michahellis de primer invierno 2cy, 9 de febrero, Granada. Probablemente es una hembra. Al igual que en la anterior imagen, pico con incipiente tonalidad bicolor (raro raro en fuscus), y bonito ajedrezado en partes superiores.
Larus michahellis de primer invierno 2cy, Málaga, febrero (macho?).
Larus michahellis, primer invierno 2cy, Motril, Granada. Muda muy avanzada, con una gran parte de las plumas visibles de segunda generación en doble punta de flecha (típico de michahellis mediterráneas).


Larus michahellis mudando a primer invierno 1cy, octubre, Madrid. A pesar de estar en octubre, la muda ya es tan avanzada que el aspecto del ave difiere muy poco del de las aves de febrero mostradas arriba. Gracias a este aspecto, es más sencillo diferenciar patis de sombrías en esta época del año.

No hay comentarios: