jueves, 6 de marzo de 2008

Primer invierno de gaviota cáspica Larus cachinnans

La gaviota cáspica L. cachinnans ha sido recientemente considerada como una especie, diferenciada de la muy próxima gaviota patiamarilla Larus michahellis. Su área de distribución se sitúa en torno al mar Caspio y norte del mar Negro, escaseando hacia el oeste (Ucrania, Polonia, etc). Inverna principalmente en territorios del sur y suroeste del área de cría, aunque es cada vez más frecuente en el centro y oeste de Europa durante la dispersión post-cría.

En España se detectan ejemplares todos los años desde al menos 2006, aunque se considera rareza a nivel nacional. Es una especie que pasa fácilmente desapercibida entre los grandes efectivos invernantes de larus europeas, principalmente sombrías. Aunque es un ave en todo caso rara, en mi opinión es un invernante regular en Iberia, tanto en zonas costeras del cantábrico, mediterráneo como del interior peninsular.

Desde 2006, he observado tres ejemplares, todos de primer invierno (2cy). El primero, en el vertedero de Pinto (Madrid) en febrero de 2006, y los dos restantes en febrero y marzo de 2008 en Ciudad Real. Todos fueron observados entre los grandes bandos de sombrías que sea alimentan en los vertederos de la zona centro.

Identificación

A primera vista, una cáspica de primer invierno debe parecer blanca, muy blanca, creando fuerte contraste con cualquier sombría, incluso los ind. más claritos. El aspecto general es el de una gaviota lavada, desgastada, con un aspecto bicolor creado por el contraste de las plumas de vuelo (más oscuro) con el manto y partes inferiores blanquecinas.

El pico es delgado y recto, con ambas mandíbulas pararelas, sin gonys marcado. El color puede ser totalmente oscuro, o tener tonos más claros en la base. La cabeza es pequeña y de frente escurrida, con el ojo muy oscuro y pequeño. Las patas son rosadas, con los tarsos muy largos (aspecto general patilargo). A partir de octubre, la cabeza, pecho y las partes inferiores son muy blancas, conservando algo de moteado en la zona posterior del cuello, flancos y ambos lados de la zona anal.

El manto, una vez mudadas las escapulares en la muda post-juvenil, es de un gris blanquecino azulado característico, extendido uniformemente incluso por las escapulares posteriores, que suelen ser más marrones. Dichas escapulares son variables en sus centros, predominando las plumas lisas de tonos grises lavados, o con forma de ancla estrecha, desde el raquis hasta el extremo distal.

A partir del 2cy, las coberteras aparecen desgastadas, de un tono blanquecino y marrón rojizo. Las grandes coberteras tienen la base oscura y la punta blanca, lo que otorga al ala plegada un aspecto de doble banda oscura-clara, que no siempre se aprecia, debido al desgaste que presentan estas plumas, aún de primera generación. Las terciarias son oscuras con la punta blanca, pero en estas fechas, el color más claro se ha degradado, siendo el desgaste bastante aparente (similar a las sombrías, ya que las patiamarillas han mudado ya estas plumas, por lo general)


Foto 1
Foto 2Foto 3 Larus fuscus, 2cy, para comparar
Foto 4

Foto 5

Gaviota cáspica - Caspian Gull - Larus cachinnans. 2cy. febrero 2008. Ciudad Real. Individuo típico. A lo comentado anteriormente, la foto 2 muestra un aspecto diagnóstico de cachinnans: infracoberteras alares muy blancas, a diferencia de otras especies, como michahellis y fuscus. En la foto 3 se muestra, para comparar, un ejemplar de la misma edad de sombría, mostrando las infracoberteras muy oscuras, totalmente diferentes.

Foto 6
Foto 7

Foto 8

Gaviota cáspica - Caspian Gull - Larus cachinnans. 2cy. febrero 2006. Madrid. Este ejemplar, pese a tener un plumaje extremadamente desgastado, tiene muchos de los aspectos típicos de cachinnans, como son la estructura de cabeza y pico, la impresión patilarga, las escapulares grisáceas, el ojo oscuro y las terciarias.


Foto 9

Foto 10

Gaviota cáspica - Caspian Gull - Larus cachinnans. 2cy. febrero 2008. Mallorca. Fotos 9-10: Maties Rebassa. Este ind. es muy parecido al de Ciudad Real, aunque el pico es totalmente oscuro y no se observa claramente la franja blanca en coberteras, debido al intenso desgaste. Mi agradecimiento a Maties por cederme sus excelentes fotos de Mallorca para este post.

No hay comentarios: