martes, 4 de marzo de 2014

Otra Larus cachinnans

Una más, y ya son diez. La segunda de este invierno. Una gaviota cáspica (Larus cachinnans) de 2cy en Alcázar de San Juan.


Bajo una lluvia intensa, ahí estaba. Son precisamente estos días con una climatología tan mala, los más favorables para la observación de gaviotas. 

En un contexto ibérico, una cachinnans de primer invierno destaca con relativa facilidad debido a su aspecto blanquecino y su peculiar estructura. Destaca incluso entre las patiamarillas de primer invierno. 


Lo tiene todo para una buena cáspica, si bien el pico es robusto y no especialmente largo. Este rasgo no es ni mucho menos tan esencial como se ha venido considerando hasta ahora. Es muy probable que se trate de un macho, porque además su gran tamaño era aparente, como puede apreciarse en las fotos.


Rasgos cáspicos a tope:
  1. Cabeza muy blanca en contraste con el ojo pequeño y negro. Tenue o nulo efecto "ojo morado"
  2. Bufanda marcada en la nuca
  3. Nuevas escapulares de un gris limpio, con muy pocas marcas oscuras
  4. Terciarias monótonas, sin marcas dentadas en los márgenes y ápice blanquecino desgastado
  5. GC con atípicas escotaduras pero amplios ápices que ahora crean una gruesa franja alar
  6. Aspecto pechugón
  7. Pico bicolor. Base de color marrón oscuro terroso y mitad apical negra


No pudo faltar el famoso "albatros", practicado repetidamente al competir con otras gaviotas por el alimento. Se puede observar el blanco casi puro de las axilares e infracobertoras, así como el conspicuo efecto "venetian blind" en las primarias internas.



Rectrices típicas de cachi: gruesa franja caudal salpicada de finas vermiculaciones hacia el obispillo. R6 muy blancas.


Pura elegancia, y una suerte poder encontrar cada vez más cáspicas en España.

No hay comentarios: