martes, 20 de noviembre de 2012

Larus marinus. 4º para Alcázar

El sábado fue un día difícil en Alcázar: de esos que requieren una fuerte convicción para pegarse el madrugón y sufrir el barro, la lluvia, la niebla y toda clase de condiciones adversas.

Pero, como siempre, el resultado mereció la pena: 50 anillas (46 de Larus fuscus, 1 de Larus michahellis y 3 de Larus ridibundus) y un precioso 1cy de gavión atlántico (Larus marinus).

Se trata de la cuarta observación de marinus para mi local patch, lo cual es una gran alegría para mi. Es interesante comentar que tres de estas observaciones corresponden al mes de noviembre, y una en febrero. Está claro que noviembre es un buen mes para esta bonita especie, tan rara en el interior peninsular. 

Por desgracia, solo pude hacer unas fotos testimoniales, dada la escasa luz:


Estas dos fotos están hechas con la modalidad "smartphonescoping", esto es, acoplando a pulso el móvil contra el ocular del telescopio. Lo más increíble es que salieron mejor que las de mi cámara de 2.500 Eurazos. En fin...

Este gavión, posiblemente una hembra, nos muestra todo el repertorio de rasgos típicos de la especie. Queda rápidamente descartada una patiamarilla mediterránea grandona por el estado de la muda: esta gaviota conserva el plumaje puramente juvenil en pleno noviembre, algo que descarta michahellis de inmediato. 

Por lo demás, tanto el pico como otros rasgos (forma triangular de las escapulares, coberteras blanquecinas con escaso diseño, terciarias lavadas, proyección primaria corta, máscara facial amplia, etc.) son típicos de marinus.




El patrón de la cola, cae perfectamente en el rango de marinus, mostrando una franja caudal irregular (aunque no la típica franja partida de muchos gaviones), y un punteado característico en las supracoberteras caudales (ver abajo).


Y la temporada no ha hecho más que comenzar...

1 comentario:

Jesús Del Valle dijo...

Desde luego, te tiene que entrar una emoción cuando veas semejante bicho tan grande en mitad de la Península tan lejos del mar...Ya no nos extraña nada, esto es la leche.
Como todos tus posts pues maravilloso. Saludos