lunes, 7 de mayo de 2012

Nueva cámara...por fin. Unas lusitanius.

Tras una temporada en el astillero, con llanto y crujir de dientes, ya tengo una nueva y flamante cámara: una Canon EOS 7D, una joyita a la que tengo que acostumbrarme. Comparada con la 450D, ésta maravilla me queda muy grande...

Pasé unos días en Galicia, donde tuve ocasión de estrenar la cámara y comprobrar que, en efecto, es una máquina que da mil vueltas a la sufrida 450D.

Subo unas cuantas fotos comentadas de patiamarillas gallegas, L. michahellis lusitanius.

Adulto anillado en las cercanas islas Sisargas. G[ZLU1]


Un 2cy con el aspecto "lavado" típico de las patis a partir de primavera. Los márgenes blanquecinos se han degradado, así como el tono oscuro del marrón en las plumas. Éste queda achocolatado y diluido. Notad en especial el retardo en la muda de las plmas juveniles del pecho, vientre, nuca e incluso en la cabeza. Una pati mediterránea tendría un aspecto mucho más lavado en esas zonas.

Aspecto de 4cy, pero esas primarias parecen de segunda generación, por lo que debería ser un 3cy. Las coberteras alares también apuntan a un 3cy.

Éste sí es un típico 3cy, con las primarias áun de segunda generación, el pico aún muy negro y las coberteras alares jaspeadas de segunda gen. Las nuevas escapulares (y una terciaria superior) han sido mudadas durante el invierno. Notad el iris clarito.

Otro 2cy con plumaje muy desgastado. Fijaos en el patrón de las nuevas escapulares y en el deterioro de las grandes coberteras, de las que sólo queda el raquis. Para mi es una hembra, por el perfil cefálico muy redondeado, la estructura grácil y el tamaño.

Para mi, un potente macho de 2cy. Perfil cefálico alargado, pico robusto, tarsos largos y estructura estilizada. Notad el predominio de zonas oscuras en la cabeza, nuca y lados del cuello.

Un 4cy manchado de petróleo o algún combustible. Terciarias de segunda generación, excepto la superior que, a tenor de su desgaste, parece haber sido mudada a comienzos del invierno.

Un 2cy con un interesante patrón en las nuevas coberteras y escapulares. Las plumas recién mudadas tienen bases muy oscuras y doble ancla muy marcada. Contrastan mucho con las plumas juveniles retenidas, pero fijaos en el parón de algunas escapulares posteriores: son más claritas pero no están muy desgastadas; por tanto no son juveniles, y corresponden a una primera oleada de muda que tuvo lugar, probablemente, en el otoño y comienzo del invierno. En general, el aspecto del ave es muy retardado, como sería típico en una pati mediterránea... por el mes de septiembre del año anterior!

No hay comentarios: