domingo, 25 de septiembre de 2011

A la espera de tiempos mejores

Las altas temperaturas que aún perduran en el interior peninsular, impropias de estas fechas, afectan también a la presencia de gaviotas en Alcázar. 

Con estos calores, la llegada masiva de sombrías se retrasa, y las que llegan son más desconfiadas y se quedan poco tiempo en el vertedero. Si a esto unimos el (muy) escaso pocentaje de aves anilladas, el número de PVC leídos es insignificante comparado con las cifras invernales.

La media en este ñultimo mes ha sido de 4 anillas leídas, la mitad de ellas repetidas. A pesar de que siempre veo muchas aves nuevas, es raro que lleven anillas. En estos días, el número de gaviotas patiamarillas es espectacular: ayer alcanzó un máximo de 27 aves, ninguna de ellas anillada. Además, 2 cabecinegras (ausentes desde finales de agosto)

G[M·ACH], sombría anillada en Holanda.

Larus fuscus adulta

Larus michahellis, 3cy.

Larus michahellis, juv.
Larus fuscus, N[8J5], anillada en Guernsey.


Larus fuscus, 2cy.



Larus fuscus, 2cy, con un perfil cefálico bastante peculiar.
Un ejemplo de muda primaria en Larus fuscus, septiembre.


Larus fuscus juvenil.

Dos Larus michahellis de 2cy.

Larus fuscus, 2cy.

Larus michahellis, juvenil.


Larus michahellis, juvenil de extraño aspecto, con una muda escapular muy avanzada. En la foto de abajo se observa un panel en primarias bastante clarito.



Larus michahellis, 2cy. Fijaos qué avanzadas están las patis de 2cy con respecto a las sombrías. Esta gaviota tiene el aspecto que tendrá una sombría de la misma edad dentro de unos 4-5 meses.

No hay comentarios: