domingo, 13 de marzo de 2011

LPD

Contemplar una gaviota cabecinegra en el interior es siempre una alegría. Y si además está anillada, aún más. 

En Alcázar, el paso de cabecinegras ya comenzó a primeros de marzo, cuando los primeros ejemplares adultos se dejan ver entre las reidoras. Primero un ave, luego dos, y así hasta llegar a una media de 8-12 aves a mediados de abril. Curiosamente, más del 80% son adultas, y el resto 1º y 2º inviernos.

Os resumo mi pequeña historia con esta gaviota, con anilla de PVC W[LPD]:
- El 28 de febrero de 2009 la vimos Mario Rodero y yo en Alcázar de San Juan. En aquel momento era la tercera cabecinegra anillada para el vertedero:



Y dos años después, el pasado 5 de marzo de 2011, como un reloj, la tenemos en el mismo lugar con el guapo subido:


Fue anillada el 4 de julio de 2003 en Holanda. 8 añitos tiene la amiga...

2 comentarios:

Rita dijo...

Gabi, que tal, qué é da túa vida?
mnercellas@yahoo.es
Martiño

José Ramón dijo...

Pero a ver si aprendes a contar, que en la foto hay dos :D.

Enhorabuena por el avistamiento. Un abrazo.

José Ramón